Inicio

Artículo.- Las elecciones, triste teatro trillado de los políticos

*En los debates se ofenden de todo, pero no dan a conocer sus propuestas

*Con palabras mal utilizadas pretenden confundir a todo el electorado

Por: Raúl Marcelino Victoria

Falta menos de un mes para que se lleven a cabo las elecciones concurrentes para que la ciudadanía elija Diputados Locales y Federales, Senadores de la República, Ayuntamientos y Presidente de la República y aún continúan los ataques entre las formaciones políticas y sus abanderados.

Pero llama la atención que en los debates organizados por el Instituto Nacional Electoral (INE) destaquen los ataques contra Andrés Manuel López Obrador, de la coalición “Por un México Mejor”, tanto de José Antonio Meade, de la coalición “Todos por México”; como de Ricardo Anaya Cortés, de la coalición “Todos al Frente por México”, inclusive del candidato independiente Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón.

Tal parece que mencionados personajes tienen miedo de perder frente al tabasqueño y por eso su interés en estarlo denostando para ponerlo en mal ante la opinión pública y de esta manera vaya perdiendo popularidad. De hecho, Ricardo Anaya ya descartando a Meade, cada vez que puede muestra su odio contra el llamado Peje. El panista en sus críticas ni se acuerda de la existencia de El Bronco.

El abuzado Ricardo Anaya, haciendo uso de sus dones maquiavélicas solicita a las cúpulas políticas y empresariales la aplicación del “voto útil” haciendo renunciar a su favor a Meade Kuribreña para ganar de facto las elecciones presidenciales. ¡Claro que no ha tenido éxito!, después de todo ¿a quién quiere sorprender tratando de imponer esa propuesta?, está bien que haya sometido a los perredistas y a los de Movimiento Ciudadano, pero no todos son igual.

Al respecto, el líder nacional del panismo, Damián Zepeda Vidales, en su visita por Toluca, capital del Estado de México pidió a las juventudes panistas trabajar para el triunfo del abanderado a la presidencia y se pronunció por la segunda vuelta ¿? En el primer caso, es admirable su entusiasta invitación. En el segundo caso, ¿acaso teme que su candidato vaya a perder los comicios?, por lo que clama una segunda oportunidad. Para su desgracia, la segunda vuelta no está considerada por las leyes electorales.

Lo que hizo explotar la ira y el temor de la iniciativa privada, de Anaya, de Meade y de la reacción fueron las declaraciones de López Obrador en el sentido de si gana las elecciones decretará la ley amnistía. Figura que ya utilizada por los presidentes Benito Juárez García, Lerdo de Tejada, Lázaro Cárdenas del Río y por José López Portillo, todos ellos recurrieron a esta figura legal para beneficiar a militares en rebelión, en complicidad o encubrimiento de casos de sedición, motín, conspiración y demás delitos políticos, entre ellos la traición a la patria. Nunca fueron considerados delincuentes altamente peligrosos.

De todas esas amnistías resaltó a finales de los setentas, de José López Portillo, para calmar los ánimos de la población, porque estaban operando en el país grupos guerrilleros urbanos y rurales de orientación Maoista, Marxita-Leninista, y Troskista que aspiraban desde los años 50´s instituir el socialismo en la perla mexicana. Aunado a esta amnistía, se aceptó la conformación de partidos de izquierda impulsando la representación proporcional en la Cámara Alta y Baja de San Lázaro, así como en los congresos de los estados.

Fue así como no solo presos políticos obtuvieron su libertad, sino que los exiliados tuvieron la oportunidad de regresar a su patria, luego de muchos años de estar viviendo en distintos países, entre ellos Cuba, Rusia, Francia, Argentina, Santiago de Chile, Estados Unidos de Norteamérica, etcétera.

Ahora alguien ha arengado a la iniciativa privada para que a través de comunicados en sus empresas pida a sus trabajadores votar de manera razonada rechazando el populismo, como si esa clase de adinerados gozara de la simpatía de los trabajadores y empleados que a través de los años vienen explotando, pagándoles míseros salarios. En tanto no haya justicia laboral, la lucha de clases estará latente aquí.

De acuerdo a Wikipedia, la Enciclopedia Libre, el populismo es una filosofía política que apoya los derechos y el poder de las personas en su lucha contra una élite privilegiada; y se ha aplicado en contextos religiosos para calificar a la teología de la liberación​ y a la teología del pueblo,​ así como para referirse a la acción política de los grupos económicos concentrados, con la expresión “populismo del capital”.

El PRI- Gobierno, el PAN- Gobierno, el PRD-Gobierno, el PVEM-Gobierno, todos los partidos políticos han estado recurriendo al populismo para hacerse de clientela política. Que nos digan lo contrario si en el país no se supiera de los programas Solidaridad, Progresa, Oportunidades, Seguro Popular, 60, Tarjeta Rosa, etcétera. Mejor que nos convenzan para lograr nuestro voto con ofertas políticas viables y honradas. Con los ataques a AMLO, lo único que están haciendo es aumentar su popularidad.

 

 

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

4 × dos =

X