Inicio

Brújula Sociopolítica

Eduardo Jaramillo Rodríguez

Presidente del Consejo Académico Ciudadano para la Calidad Pública

EL DEBATE DE LOS ORGANOS AUTONOMOS

 

Toda democracia honra la apertura a la universalidad de las ideas e iniciativas sociales en todos los ámbitos, de lo contrario se entendería como dictadura y franca tiranía, pasando así sobre los derechos mínimos de la población; de tal suerte que, el actual debate sobre el nacimiento y regulación de los órganos autónomos especializados, no solo obedece a un principio democrático, que da paso a las luchas sociales, va más allá, considerando que su esencia legal y administrativa fue producto de un proceso de discusión y análisis con sus lógicas posiciones en contra, pero que al final están destinados a desempeñar un servicio especializado con fines de crecimiento permanente en el beneficio del Estado para aspirar a un mejor desarrollo. A los diversos institutos o su equivalente en el mundo, los distingue un continuo y permanente proceso de mejora y desarrollo, los cuales en su mayoría se han consolidado consistentemente en términos de los buenos resultados. En este sentido es entendible que las decisiones del titular del ejecutivo federal en México, encentraron un terreno fértil para un amplio debate que en este asunto no está consumado.

 

  • Primeros organismos autónomos

 

 

El Banco de México surgió para lograr mayor credibilidad y consistencia a la política monetaria; el Instituto Nacional Electoral (INE), que respondió a la desconfianza de la ciudadanía en la imparcialidad de las elecciones; y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que cambio su naturaleza de autodeterminación y se volvió autónoma porque era poco creíble, estando subordinada al ejecutivo a través de un dependiente administrativo.

Para reforzar el funcionamiento de instituciones responsables de diversas áreas de la administración pública, propiciar su profesionalización, fortalecer su desarrollo y mejora continua son parte de los elementos que han dado lugar al nacimiento de estas instancias, que han quitado importantes atribuciones y funciones al ejecutivo federal; estos organismos que han sido pioneros y fundadores de los organismos autónomos especializados dieron pauta a muchos más como IFAI, INE, IMBA, CRE, etc.

 

 

  • Donde queda el Ejecutivo

 

Debemos reconocer que hace 40 años se controlaban todos los poderes e instituciones del Estado en todos sus niveles; de tal suerte que, la figura central en el sistema político mexicano era el Ejecutivo, sin debate ni cuestionamientos; simplemente era así. En ese contexto y desde finales de la década de los años 80 del siglo pasado, surgieron nuevas organizaciones civiles. Ahí empieza a florecer el interés por la creación de órganos constitucionales autónomos para regular y desempeñar funciones específicas en temas especializados de la agenda social. La iniciativa social durante este tiempo ha sido intensa, diversificada y muy amplia, pasando por el indiscutible momento histórico que lo acelero como fue la reacción social al erróneo manejo del sismo de 1985 en la CdMex,

 

Cualquier persona que analice la evolución de los organismos autónomos en México, podrá corroborar que el actual titular del ejecutivo federal ha sido acérrimo promotor de estas y otras conquistas públicas, que amplían las libertades sociales y realizan la vigilancia del propio gobierno; en consecuencia resulta lógica esta posición del Presidente al comprobar en carne propia que estos organismos si educen el ámbito de control del Presidente de la República y de sus Áreas en temas estratégicos.

 

El motivo de trasfondo no es el control programático de los organismos, si no la reconquista del presupuesto. Esta posición del ejecutivo evidencia un ejercicio no democrático y expone al Presidente al juicio social y de la propia historia, y que, en un año electoral tan importante, en el que se elegirán más de 3000 cargos incluyendo el Congreso Federal, es decisivo pues los actores y operadores en estos organismos autónomos tendrán una influencia social cardi

nal en las urnas, en aras de pugnar para detener su extinción.

 

 

  • El bisturí al presupuesto de los organismos autónomos

 

 

Para 2020, el INE recibió 6.4% menos de lo que pidió; la CNDH, 1.94% menos; la Comisión Federal de Competencia, 1.40% menos de lo que solicitó; el Instituto Federal de Telecomunicaciones, 10.91% menos; el INAI, 5.39% menos; la Fiscalía General de la República, 8.24% menos; la Suprema Corte de Justicia, 3.99% menos, y el TEPJF, un recorte de 3.26%.

 

Al hacer la comparación de 2019 con 2018, los autónomos ya habían tenido recortes. El INAI recibió 17.9% menos; el IFT 14.2% menos; la Comisión Federal de Competencia Económica, 9.2% menos; la CNDH, 6.6% menos, y el INE 35.1% menos, considerando que el año previo había tenido el gasto de las elecciones federales.

 

 

 

  • Los organismos autónomos son para escalar al desarrollo

 

 

Al pretender liquidar los organismos autónomos, es innegable que no se está razonado sobre la utilidad y relevancia que tienen para el Estado. Los organismos son autónomos pero no realizan actividades reservadas a los poderes de la unión, fueron creados para cumplimentar las funciones de estos a través de una tarea que promueve o salvaguarda un derecho individual o colectivo, o que según su misión están reservados a realizar tareas especializadas o desarrollar estudios para dar una opinión técnica y/o científica; mejor dicho aun, contribuir sustancialmente en las funciones de otras instituciones para contribuir a escalar el desarrollo del país.

En este sentido es importante releer las palabras de J. Woldenberg en su artículo: Autonomía y autoridades electorales, publicado en la revista del Foro Consultivo Científico y Tecnológico A.C, quien señala: “Recordemos que la democracia no solo supone elecciones auténticas, sino un poder regulado, fragmentado, vigilado y mecanismos para que los ciudadanos puedan defenderse de los eventuales excesos de las instituciones estatales”, escribió, en este sentido, “la democracia no solo supone elecciones auténticas, sino un poder regulado para que los ciudadanos puedan defenderse de los eventuales excesos de las instituciones estatales. 

Hasta aquí y ahora. Cuide su salud y la de los suyos.

 

 

Twitter: @jaramillomex

Correo consejoacademicoedomex@gmail.com

Facebook: Eduardo Napoleón Jaramillo

 

 

 

 

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

cuatro + 11 =

X