Inicio

Artículo.- ‘Millonesimo’ Cepeda genio y figura hasta la sepultura

El obispo emérito de Ecatepec es un personaje que ilustra de manera ejemplar el ‘padrinazgo’ de la política del Estado de México y uno de los municipios otrora más emblemáticos del príato tardío, que hizo del ministerio religioso y ‘la polaca’ un modus vivendi, prevaricando con el poder político de manera contumaz y haciendo del quehacer político un espectáculo mediático.

Así ocurrió en recientes días, cuando el ex banquero, clérigo, ex vocero del Episcopado Mexicano, anunció, que estaba listo para ser candidato por el neopartido Fuerza Por México por el Distrito 21 de la Tierra de Ehécatl “Dios del Viento» dónde ya se avisoraba un buen pugilato electoral, por supuesto, contra candidatos de gran cartel ‘boxistico’ político, como el morenista Faustino de la Cruz Pérez, – diputado local histórico en elección consecutiva-; Octavio Martínez Vargas, solaztequista que abanderara la neoalianza del Pacto por México, ahora Va por el Estado de México, donde confluyen los derechistas PRI y PAN en maridaje de supervivencia política.

Onésimo, en la presentación de su candidatura acompañado por el líder nacional de Fuerza Por México, Gerardo Islas, aseveró que ganaría una plurinominal, porque “se la pela» así de escatológico se puso el connotado y piadoso sacerdote, porque aseguró a los reporteros en conferencia de prensa y risa nerviosa del referido dirigente “no haría campaña” y no cambiaría su ministerio que tantas satisfaciones le ha brindado “por un plato de lentejas” y que aspiraba a una curul porque según dijo “estoy harto de tanto pendejo que gobierna” y sin agraviar le faltó expresar.

Fuerte por Fuerza Por México, “que anda echando la casa por la ventana” se vio el Obispo rebosante de salud, ágil mentalmente, pero cómo indefectiblemente, dirían los clásicos: “lo que es de César al César y las cosas de Dios a Dios» y el omnipresente derecho canónico le puso freno a sus apetencias político-electorales y le hizo recular que siempre no, que a Chuchito nada de bolsearlo y ya no iría por Fuerza Por México.

Onésimo Cepeda, refleja la idiosincrasia de un sector nada despreciable del pueblo mexicano, en particular de la clase política Ecatepec, católica-cristiana, que desfilaba cada domingo a escuchar atentamente la santa misa y en particular a tomar la ostia, naturalmente después de expiar los pecadotes de los negocios de la semana, haciendo “trabajos limpios” que no admitieran “reclamación”, correctamente o incorrectamente políticos, como los que se divulgarán a través de la “vox populi”; verbigracia, de las ascendentes inmobiliarias del fraccionamiento Las Américas, dónde el nombre de Don Onésimo figuraba y prominentes políticos locales.

Pero nada menguaría, la popularidad de Onésimo Cepeda, amigo de poderosos magnates como Carlos Slim, o políticos presidenciables como el ex candidato priista Francisco Labastida o el ex gobernador Eruviel Ávila, ya que siendo nombrado Obispo Emérito, por el Papa “Amigo» Juan Pablo II, “cayó en blandito” ante la inveterada orfandad del mexicano siempre embaucado por los políticos y clientes de la banca de Andorra y; por medio de “donaciones» construyó la nueva Catedral de San Cristóbal, donde la grey católica acudía a escuchar la palabra de Jesucristo, con Onésimo al micrófono y observar quien era “palomeado” para figurar en la palestra política local del partido tricolor cual era casi el fiel de la balanza.

Así fue hasta que llegó Enrique Peña Nieto, y se fue diluyendo el poder del Obispo que se distanció después de ser relegado por el Golden boy favorito del ex gobernador Arturo Montiel.

Para algunos analistas políticos de Ecatepec, la presentación del Obispo Onésimo Cepeda por Fuerza Por México y el espectáculo mediático que levantó en los medios de comunicación muestra la falta de figuras, de nuevos cuadros políticos en el espectro de la partidocracia, en particular de la actual oposición desechada al basurero de la historia en 2018 y; que ante la precariedad de su oferta política y nula credibilidad tiene que echar mano de personajes, que por su cultura, inteligencia y ligados al poder político y económico resultan promisorios para mercenarios y élites políticas del Estado de México.

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

10 − ocho =

X