Inicio

Editorial.- La Prensa sin garantías

El periodismo y el ser periodista en México y en cualquier estado de la república mexicana, se ha vuelto un oficio o profesión de alto riesgo. Un derecho fundamental estipulado en la Carta Magna del Estado mexicano, pero sin protección legal que pueda proteger sus derechos, de cada uno de las personas que laboran en los diferentes medios de comunicación.

En el Estado de México no hay garantías totales para ejercer la profesión, existen desde la violencia institucional, la violencia política, la violencia de género; desde el Director de Comunicación Social que está en una oficina municipal o estatal, y menosprecia el trabajo o califica según el status de persona o empresa. No se trata igual a un representante de un medio local, estatal o nacional, ya sea prensa escrita o electrónica.

Los medios de comunicación son vapuleados por el mismo sistema, sin ningún seguro médico, seguro de vida, mucho menos hay garantías para las familias de la gente que representa esta noble “profesión”. Estos últimos meses han fallecido decenas de compañeros por enfermedad sin tener la protección por parte del Estado mexicano.

Las amenazas y los homicidios se cuecen aparte, aunque se sabe que el mayor número de denuncias o actos punibles se dan por parte de la clase política, también es un hecho, que la delincuencia organizada tiene a la prensa como blanco fácil, sino es del agrado el periodista o la opinión generada.

No se puede llamar a un país “Estado Democrático” cuando no se dan las garantías para desarrollar una actividad o profesión que es pilar de la democracia, como es la libertad de expresión, la libertad de opinión y la libertad de prensa.

Hace unos días se pronunció la Unión Europea por el fallecimiento o crimen de tres periodistas, uno de ellos del Estado de México Enrique García García. En cambio, en el mismo Estado de México ninguna autoridad ha tenido la decencia de pronunciarse ante terrible hecho.

Es importante que el Estado mexicano y las autoridades del Estado de México se preocupen por garantizar la dignidad de los periodistas y de sus familias. Sin Libertad de Prensa o de Opinión, no hay Libertad de Expresión ni Democracia.

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

uno + diecinueve =

X