Inicio

Articulo.- Abstencionismo, ¿ en verdad un problema?

Especialistas en el tema han anticipado que el mayor problema del actual proceso electoral será el abstencionismo, lo cual se puede resolver a través de campañas eficaces y propuestas reales.

Eduardo Rodríguez Manzanarez, investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), manifestó que hay indiferencia de la “ciudadanía” hacía las campañas.

Indicó que muchos justificarán esto por ser elecciones intermedias, pero –aclaró- que es algo a lo que no se le puede apostar.

Sobre el camino que se debe seguir, dijo que hay que mejorar la calidad y el nivel de la contienda, a través de nutridas propuestas, debates con buen contenido.

«Se necesita un fuerte debate de ideas, proyectos y propuestas, no sólo el qué se va hacer y qué se necesita hacer, eso ya todos lo tenemos muy claro, sino el cómo y a través de qué estrategias y mecanismos se van a valer para cristalizar este tipo de acciones y logros», dijo.

Señaló que el ciudadano debe ser un vigilante de las campañas, cuestionar las propuestas y denunciar las irregularidades que se presenten, pues los resultados de proceso afectarán o beneficiarán en un futuro al colectivo.

Sin embargo, cabe mencionar que el desinterés ciudadano no es algo que haya surgido espontáneamente, es algo que los mismos políticos han provocado, no sólo a través de campañas débiles, si no con sus acciones diarias al frente de la administración pública.

Por ejemplo, los diputados, andan prometiendo mejor calidad de vida, infraestructura, etcétera, pero no hablan de las reformas reales que modifican el rumbo del país, para bien o para mal; mientras que cuando ya están legislando, aprueban leyes a su conveniencia y a la conveniencia del gobierno en el poder, sin escuchar las demandas de la sociedad, incluso a tropellando sus derechos, con el argumento que es por el beneficio del pueblo, comportándose como el padre autoritario.

Aclarando este punto, creo que el abstencionismo no sólo refleja indiferencia, también puede ser síntoma de descontento social, incluso muchas organizaciones y destacados luchadores sociales están haciendo el llamado a no votar, pero parece que esto es algo que poco les importa a los candidatos, pues poco les afecta, ya que no existen leyes que den el peso al voto nulo o al abstencionismo.

Si estas expresiones ciudadanas tuvieran una real consecuencia, incluso de anular una elección, los políticos mexicanos actuarían de otra manera, desde sus campañas hasta su forma de gobernar, pues sabrían que si no operan de manera correcta, la ciudadanía los castigará en las futuras elecciones.

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

diez − 5 =

X