Artículo Inicio

Articulo

Presentaron en la Librería Gandhi, “AMLO, la Biografía no Autorizada, Mitos, Mentiras y Secretos”

Francisco Cruz, quien escribió la obra, sacude a las cúpulas de la llamada izquierda mexicana que siempre se han beneficiado a sí mismas (y de paso a unos cuantos)

Desde las seis de la tarde del 25 de abril comenzaron a llegar a la librería Gandhi estudiantes, profesionistas, escritores y uno que otro político de la llamada izquierda que, sintiéndose intelectual, acudió a la presentación del libro “AMLO, la Biografía no Autorizada, Mitos, Mentiras y Secretos”, de la editorial “Temas de Hoy”, del periodista e investigador Francisco Cruz.

Como el autor y los comentaristas Alejandro Encinas Rodríguez, y Bernardo Barranco Villafán tardaron un poco en llegar, varios asistentes comenzaron a comprar mencionado libro para ir dándole una leída, aunque fuera, por lo pronto, la presentación de la portada, para irse dando cuenta de qué trataba el asunto. Los asistentes más desesperados criticaban el retraso.

De pronto llegaron juntos Francisco y Alejandro, quienes llevaban cámara digital hicieron algunas tomas para el recuerdo. El primero en hacer el análisis de  “AMLO, la biografía no autorizada, Mitos, Mentiras y Secretos”, fue el ex jede del gobierno capitalino, Encinas Rodríguez, quien hizo algunas observaciones al autor en torno a la historia de la izquierda mexicana en nuestro país sugiriendo ser más preciso, por lo que “este libro da para hacer más libros”.

Tras hacer una sinopsis histórica de la izquierda mexicana, como buen ex militante del Partido Comunista Mexicano (PCM), el hoy candidato de la alianza PRD-PT-Movimiento Ciudadano a senador por el estado de México, Alejandro Encinas defendió la honestidad de las administraciones del Partido del Sol Azteca en el Distrito Federal, desde la época de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Rosario Robles Berlanga, pasando por la de Andrés Manuel López Obrador, la de él mismo, y hasta la de Marcelo Ebrard Casaubond.

Y en torno a actos de corrupción, el dos veces candidato de la oposición a la gubernatura del Estado de México, destacó que con la transición, con la llegada del PRD al DF, fueron atacados los actos ilícitos, desmantelando incluso una amplia red que estaba incrustada desde abajo hacia arriba; que al comenzar de arriba, el fenómeno se incremento abajo. Que aún así, se acabó con este mal.

Reconoció públicamente que donde, hasta la fecha, no se ha podido hacer nada, es en el rubro de recolección de desechos orgánicos e inorgánicos, toda vez que este rubro es controlado desde afuera por tres uniones de pepenadores, las cuales hasta cuando se descompone un camión lo mandan a reparar con sus propios recursos económicos o rentan una unidad para trasladar los desechos y de esta manera poderles dar un tratamiento de separación.

Del caso Bejarano, “el señor de las ligas”, resaltó que no se explica dónde está el delito que cometió el personaje si no se trataba de dinero público, “acaso se trato de un delito por no hacer la declaración a Hacienda”, comentó y añadió, no hay una explicación del porqué el escándalo si el dinero provenía de un amigo de la entonces jefa del gobierno capitalino, Rosario Robles, por lo que subrayó tanta difusión fue parte de una guerra sucia del gobierno panista, como lo fue el desafuero de Andrés Manuel, “quien ganó la presidencia de la República por dos ocasiones, pero no se reconoció el triunfo”.

Acerca de Gustavo Ponce, uno de sus servidores públicos, enfatizó que a la fecha no se le ha comprobado delito alguno, a pesar de llevar ya dos años en la cárcel. Por cierto, dijo que en un evento llevado a cabo en Baja California, Ponce le pidió permiso para ir a ver a una familiar que tenía problemas, “le dije que si, y el guey se fue a las Vegas”.

Hizo énfasis en que en el país, la izquierda, aglutinada en el PRD (que fue producto del PCM, PSUM, PMS, el ala democrática del PRI, del Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT) y varias organizaciones que no tenían registro como el Partido de los Pobres de Genaro Vázquez Rojas y Lucio Cabañas Barrientos), ha aportado mucho a la democracia en nuestra nación, así como a la transición, aunque la transición en la presidencia de la República se dio con la derecha; “la izquierda siembra y la derecha cosecha”.

Comentó que las izquierdas se fusionaron para hacer una izquierda a la mexicana, tomando como modelos ya no a Carlos Marx ni a Federico Engels, mucho menos a Lenin, retomando la filosofía y la lucha de Emiliano Zapata, Francisco Villa, Francisco I. Madero, etcétera, permitiendo con ello ganar las gubernaturas de Zacatecas, Baja California, Michoacán, Guerrero, DF. Pero recordó que con ayuda del PAN, el IFE les impuso a un dirigente: Jesús Ortega, quien en ocasiones ha impulsado la alianza con el panismo. Y que pese a esto, hoy día las izquierdas se han reencontrado y se encuentran unificadas en torno a un proyecto de gobierno viable para el país, que representa Andrés Manuel López Obrador.

Luego le siguió Bernardo Barranco, actualmente consejero en la junta ejecutiva en el Estado de México del Instituto Federal Electoral (IFE), quien en su lectura descubrió que el autor no iba a abordar mucho la trayectoria política de Andrés Manuel López Obrador, sino más bien, estaba criticando severamente, con rudeza a quienes a través de los años se han servido de la izquierda para beneficiarse a sí mismos y a unos cuantos (caciques y caudillos) , creando grupos de poder al interior del Partido del Sol Azteca, impidiendo con ello el avance de una verdadera oposición.

El investigador de asuntos religiosos, aprovechó la oportunidad para preguntar por qué en una época electoral presentar un libro tan polémico, y porqué tomar como figura central la de Andrés Manuel López Obrador

Al hacer uso de la palabra, Francisco Cruz subrayó en torno a los actos de corrupción que aún persisten en las dependencias del gobierno capitalino, que conoce a fondo el asunto en la policía, porque inclusive su papá fue policía, “quien de niño me hizo muchos comentarios, y ya de grande ubique a los jefes policiacos por sus apodos”.

El también autor de los libros “Tierra Narca”, “Negocios de Familia” y “Las Concesiones del Poder”,  precisó que si no tomaba como figura central a López Obrador, nadie leería la obra, la cual fue escrita para hacer reflexionar a los caudillos y caciques de la izquierda, que han caído en el descredito y la corrupción; que propician con sus actitudes, las mismas discusiones de antaño para seguir confundiendo a la militancia, en tanto la derecha representada en el Partido Acción Nacional (PAN) avanza como si nada, con el apoyo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que viene siendo lo mismo.

Más adelante puntualizó que si se sigue frenando a la verdadera izquierda, va a estar difícil sacar del poder al PAN y al PRI, por lo que hay en el país 58 millones de pobres y retó a las cúpulas de la llamada izquierda a hacer todo un replanteamiento de la dirección que están tomando la perla mexicana.

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

trece + cuatro =

X