Inicio

Articulo.- Grito de descontento

El descontento de muchos sectores de los mexicanos crece y al acercarse las fechas de la celebración del Grito de Independencia muchos llaman a la población a no acudir a las fiestas oficiales, a manera de protesta por la situación que vive el país, de creciente pobreza, de agudización de la violencia, por la muerte de periodistas, de luchadores sociales, por los recortes presupuestarios, por el desempleo, la inseguridad, etcétera.

También muchos sectores consideran un despilfarro que se gaste en el pago de cantantes para amenizar las fiestas, pues muy seguramente el gobierno de la República pagó una fortuna para que La Arrolladora Banda Limón se presente en el Zócalo de la Ciudad de México; mientras que en el Estado de México se desembolsó cerca de 12 millones de pesos para que se presentarán “El Buki”, La Adictiva, Playa Limbo y otros grupos musicales, según reveló el perredista Octavio Martínez Vargas.

La Federación pagó en 2013 17 millones de pesos y en 2014 cerca de 19 millones a la empresa Actidea por organizar el festejo.

Para aminorar todas estas críticas, la Presidencia de la República determinó cancelar la tradicional cena en Palacio Nacional por el Grito de Independencia.

Fuentes de la presidencia indicaron que no existen condiciones para celebrar, al acercarse el aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Asimismo, informaron que sólo se prevé que el presidente Enrique Peña Nieto dé el Grito en el balcón principal, acompañado de su familia, miembros de su Gabinete y representantes de los Poderes Legislativo y Judicial.

Sin embargo, aunque será un ahorro el no hacer la cena, nada justifica la forma en que han llevado el caso las autoridades federales, las cuales han omitido detalles, que tarde o temprano han salido a la luz, y que son fundamentales para esclarecer los hechos.

Va pasar un año de estos hechos y los padres de los 43 jóvenes siguen exigiendo justicia, siguen con la búsqueda de sus hijos, mientras que la Federación sigue su postura de insensibilidad ante estos hechos y ante muchas situaciones que ocurren en el país.

Tan grande es su insensibilidad, que ya han anunciado que habrá recortes al presupuesto de educación. Recordemos que estos muchachos estudiaban en una normal rural, la cual recibía muy limitados recursos, por lo que las clases se desarrollaban con muchas limitaciones, en salones-dormitorios en mal estado.

¿Recordando el presupuesto a la educación es cómo pretende el gobierno federal resolver los problemas financieros del país y que derivan en otros graves problemas? ¿Qué no la educación  abre nuevas oportunidades de desarrollo, de prevenir el crimen y otras cosas más?

Está bien recordar nuestra historia, celebrarla y defender nuestra mexicanidad, pero con el objetivo de generar conciencias, de no repetir errores del pasado y no con meros actos populistas.

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

5 × 3 =

X