Inicio

Articulo.- Somos más pobres

Es definitivo, México es un país que va en retroceso y este sexenio ha sufrido varias caídas que sólo evidencian que la Federación no está dando resultados y que sus cifras son sólo cortinas de humo para ocultar la realidad de los mexicanos.

Para el gobierno de la República fue un punto a su favor que les hayan aprobado las reformas estructurales con las que prometían o prometen el desarrollo de este país y, con ello, bienestar y calidad de vida para las familias.

Asimismo, Enrique Peña Nieto lanzó y relanzó el programa del sexenio, la Cruzada Nacional Contra el Hambre, con la que acabaría con la pobreza de millones de mexicanos, a través de proyectos que sólo resultan filantrópicos, pero que en nada ayudan a que las familias sean más productivas, con oportunidades reales de empleo bien remunerados, de educación, de servicios de salud, de alimentación y vivienda.

En este país en verdad resulta efímera la frase “el que quiere puede”, aquí se aplica lo que ya tantos han dicho, en México el que nace pobre, muere pobre, pero además hereda esa pobreza.

Y no es algo inventado, es una realidad que las mismas cifras la recrudecen. La semana pasada el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), dio a conocer que en los dos primeros años de la administración de Enrique Peña Nieto el número de personas en situación de pobreza aumentó 2 millones; en 2012 en México habían 53.3 millones de pobres, para 2014 la cifra es de 55.3 millones, lo que corresponde al 46.2 % de la población.

Los expertos en la materia señalan que esta situación se debió a la caída de los ingresos en los hogares, pero lo más triste es que los políticos aún tiene la desfachatés de seguir pensando en el aumento salarial; por favor señores, es lamentable que la primera dama de México y su familia se dé una vida ostentosa a costa de la miseria de tanta gente; pero no sólo eso, los mismos sueldos de los funcionarios; los gastos en las campañas electorales, los recursos que reciben los partidos parásitos,  son una ofensa ante tan lamentable realidad.

Ahora están por empezar las nuevas legislaturas y las nuevas administraciones, y todos aseguran que le van a cumplir a la ciudadanía, ¿cumplir? Esa es su obligación, lo que este país necesita es que dejen de robar, que se dejen de demagogia y expulsen a corrupción.

El titular del Coneval, Gonzalo Hernández Licona, también aclaró que si no hubieran caído en promedio 3.5% los ingresos, la población pobre hubiera disminuido de 45.5 a 44.8 por ciento.

Informó que del 2012 al 2014, la pobreza extrema tuvo una leve reducción, al pasar de 11.5 millones (9.8% de la población) a 11.4 millones de personas (9.5%), en contraste con la población no pobre y no vulnerable, situación en la que están 24.6 millones de personas, 1.4 millones más que hace tres años.

Precisó que se cataloga a una persona como pobre cuando sus ingresos mensuales son inferiores a 2,542.13 pesos en zonas urbanas y a 1,614.65 pesos en zonas rurales (línea de bienestar), amén de que tienen en promedio 2.3 carencias sociales.

Las carencias que mide el Coneval son: acceso a la alimentación, acceso a los servicios básicos de vivienda, calidad y espacios de la vivienda, rezago educativo, acceso a los servicios de salud y acceso a la seguridad social. Las dos primeras tuvieron un alza y el resto disminuyeron.

 

 

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

18 − 11 =

X