Inicio

Editorial.- Naucalpan, “la joya de la corona”

Naucalpan, la llamada “joya de la corona”, ha sido saqueada a lo largo de varias administraciones, pues hasta el último reporte del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM), realizado en 2013, el municipio era el más endeudado del Estado de México, con un pasivo de 57.2 por ciento de sus ingresos anuales, lo cual es una violación al artículo quinto de la Ley de Ingresos de los Municipios del Estado de México, donde el máximo autorizado es el 40 por ciento.

Los informes de fiscalización de las cuentas públicas municipales del 2013 arrojaron que Naucalpan tiene una deuda de mil 539 millones de pesos. Por montos de deuda le siguieron: Tlalnepantla, con más de mil 483 millones; Ecatepec, con mil 297 millones; Atizapán de Zaragoza, con más de 973 millones y Huixquilucan, con 961 millones de pesos.

En el caso del ayuntamiento naucalpanse, el OSFEM ya había advertido que esta localidad no tenía capacidad de endeudamiento, por lo que debería hacer consideraciones en la elaboración y aprobación de su presupuesto; además de implementar acciones para mejorar su recaudación fiscal, considerar pagos de deuda, impulsar políticas de austeridad y contención del gasto.

El organismo también indicó que 39.64 de sus ingresos ya estaban comprometidos en el pago de su deuda a corto plazo y señaló que había mantenido un nivel negativo de desempeño en ese rubro los últimos tres ejercicios.

Esta crisis financiera en la que se encuentra Naucalpan parece que se agudiza con el escándalo por la detención de su alcalde con licencia, David Sánchez Guevara, acusado de peculado por un monto de al menos 60 millones de pesos, monto que se desconoce dónde fue a parar.

Pero parece que el problema de Naucalpan viene de atrás, pues las malas administraciones, sumado a la presunta malversación de recursos, han provocado que el ayuntamiento tenga un severo atorón en cuanto a recursos se trata, pues una buena parte se tiene que destinar al pago de sus deudas, otra parte al pago de salarios y poco queda para atender temas de infraestructura, de servicios y lo esencial para que un municipio funcione como se debe.

Recordemos que, al finalizar su administración, Azucena Olivares tuvo diversos problemas para poder cumplir el pago de salarios y prestaciones a los trabajadores, pues los recursos ya se habían esfumado.

Más recientemente, con David Sánchez Guevara, desaparecen los recursos, curiosamente meses antes de que iniciara el proceso electoral en el Estado de México, en donde por ciento participó el ex alcalde y ganó el cargo de diputado federal, sin embargo, parece que no llegará a ocupar su puesto, pues las autoridades estatales detectaron el desfalco a la administración pública antes de que obtuviera el beneficio del fuero y por tanto, el político naucalpense estará en la cárcel hasta que se compruebe si inocencia o su culpa.

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

8 + dos =

X