Columnas

Lavadero Politico

 

 

 

 

 

 

Siguen las inconformidad y los descontentos mis estimados lectores derivados de la mala decisión e imposición de candidatos no solo en el Revolucionario Institucional, sino también al interior del PAN y habrá que esperar en esta semana conocer a los candidatos de la izquierda como son del PRD, PT y Movimiento Ciudadano.

Y es que, en Tepotzotlán la militancia del distrito XXXVI anunció que en Villa del Carbón, Coyotepec, Huehuetoca e incluso el propio Tepotzotlán no votarán por el candidato a la diputación local Everardo Pedro Vargas Reyes, porque no tomaron en cuenta a quienes verdaderamente han trabajado y entregado buenos resultados, y no como quien ahora tiene la candidatura y que solo se dedicó en este tiempo a aumentar su soberbia y se ganó el desprecio de los priístas por esa enfermedad que padece desde hace años por mantenerse en un cargo público, y dicho por él mismo de obsesión.

En Tlalnepantla han quedado al descubierto más actos de corrupción del aún presidente municipal, y dicho por la misma sociedad y militantes de su partido, que desconocen al Señor Arturo Ugalde y que sin duda en esta elección se repetirá la historia de hace más de doce años, cuando siendo un buen alcalde y con buenos resultados le entregó el Ayuntamiento a Ruth Olvera de Acción Nacional.

Pero ahora, no será por la misma situación, sino todo lo contrario, por que su soberbia le ganó, se pagó salarios por demás insultantes ante la ciudadanía, y haber dado en herencia una candidatura a su hija que no tiene carrera política, solo haber sido por dos años y meses presidenta del DIF Municipal, por eso y otras cosas más de corrupción se entregaría el Ayuntamiento al PRD o al PAN.

Que recuerde el Señor Ugalde que en esta vida todo se paga, nada se oculta y la ciudadanía sin duda le cobrará la factura para esta elección.

Quizá por eso sea que la campaña a la diputación federal que le compró a su hija Denisse Ugalde no levanta como esperaban, a pesar de que traen una gran caravana de autos y camionetas del año, un ejército de acompañantes, que se sabe son algunos empleados del Ayuntamiento que no tienen de otra, o le entran o los corren, y algunos más que se unieron pero claro, cobrando un sueldo en estos tres meses de campaña.

Algo que sin duda Ugalde Meneses sabe perfectamente es que la delincuencia en el municipio ha ido en aumento como son los delitos de robo a transeúntes, robo a casa-habitación, robo de automóviles, robo en el transporte, pero el mayor delincuente que existe en el municipio son los propios policías que sin recato alguno y dejando de realizar sus rondines en las comunidades se han dedicado a atracar en las zonas industriales a los obreros, en avenidas a lo que se mueve y no les gusta, y con eso de que son protegidos por su propio alcalde que por un lado asegura que se cuenta con un equipo sofisticado como es el C4 para mantener vigilado al municipio, por otro cuando se les requiere simplemente da a conocer que sus “elementos son blancas palomitas” que no hacen nada malo, y disculpe Usted, pero ahí el C4 no tiene alcance, o simplemente es que se ve borroso y no se pueden identificar.

Así que si desea denunciar a los delincuentes con uniforme, placa y pistola vecino de Tlalnepantla piénsenlo porque seguramente van a perder su tiempo.

 

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

doce + tres =

X