Columnas

Lavadero Politico

 

 

 

 

Estimados lectores, el pasado 19 de mayo el pueblo de Ecatepec, sobre todo los feligreses católicos vivieron un gran día de fiesta, Monseñor Onécimo Cepeda Silva ofició su última misa en la Catedral de Ecatepec, con motivo de su salida en ese ejercicio después de cumplir 75 años de edad.

Sin duda fue un día emotivo, la Catedral llena en su totalidad reunió a diferentes sectores de la población entre ellos políticos, funcionarios públicos, candidatos a presidente municipal y diputados federales, pueblo en general reunido para darle el adiós a un personaje controvertido en la Iglesia y la política.

En su mensaje, expresó que se vio inmerso en el huracán del chisme provocado por algunos medios de información, que en algunos casos dijeron la verdad, pero que la gran mayoría lo envolvió en el descrédito, pero gracias a Dios con la verdad siempre salió adelante prueba de ello es que siempre ganó los juicios en los que fue involucrado por tener la razón.

Reconoció en este día tan especial que Dios lo mandó a esta misión, y se va con un sabor dulce porque la Diócesis de Ecatepec es reconocida, y está en el camino de Jesús, le deja un sabor agridulce porque ya no veré dijo, las caras de siempre y no podré tener los besos de los niños, porque los voy a extrañar ya que viven en mi corazón y no pagan renta.

Ante miles de feligreses reunidos en esta última homilía, Monseñor Onécimo Cepeda manifestó que es duro despedirse, pero dice adiós desde el fondo de su corazón, si he fallado, perdónenme los veré en el cielo, me siento joven porque ustedes me hacen sentir así, vivo en el corazón de mis seminaristas que mañana serán sacerdotes.

Dijo que es una fiesta de alegría y amor, seguiré predicando en el mundo entero –habló de irse a Italia- y después me dedicaré a escribir un libro de lo que fue mi vida como sacerdote, desde el principio hasta el final, pero en especial sobre la Diócesis de Ecatepec.

Al término de la misa, Monseñor Onécimo Cepeda, acompañado de los integrantes de la Diócesis de Ecatepec, así como del presidente municipal Indalecio Ríos y el representante del gobernador Dr. Eruviel Ávila Villegas, funcionarios municipales y estatales y pueblo en general, en la explanada del palacio convivieron y departieron el vino, el pan y la sal en una despedida emotiva para quienes por años estuvo presente en la vida social y política de Ecatepec.

Y en otros comentarios, es ya notorio ver que cada que se presenta alguna autoridad para proceder por el cobro de algún litigo, el edificio que alberga al palacio municipal de Coacalco se cierra, esto para evitar que se siga embargando lo poco que queda de sus bienes.

Mal dejó la administración Roberto Ruiz Moronatti, que el actual alcalde y encargado del despacho nunca se encuentra en sus oficinas, menos para dar la cara a tanto proveedor, que lo único que desea es cobrar sus servicios.

Y en Tultepec, se sabe que la candidata del PRI a la alcaldía es prima del candidato del PRD, lo que ocasionó el enojo de los priístas porque aseguran existe ya un convenio entre los parientes, y sin duda el PRD seguirá gobernando la capital de la pirotecnia.

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

tres + 5 =

X