Inicio

LUIS ZAMORA CALZADA

luiszamora

El poblado de Mamatla, municipio de Zacualpan, se vistió de luto el pasado jueves treinta de julio, a las cinco de la tarde sepultaban al maestro de la preparatoria, el recorrido del cortejo fúnebre rumbo al panteón fue lento, muy lento y a decir de varios dolientes, conforme avanzaban el camino se hacía más largo, quizá era la tristeza de quienes acompañaban al profesor a su última morada, nadie esperaba que falleciera. En la entrada al panteón, la viuda iba sujetada por dos mujeres vestidas de luto, en sus ojos muy hundidos, ya no había lágrimas, solo reflejaba ese dolor visible en el rostro de quien pierde a un ser querido; mientras arrastraba los pies, porque ya no caminaba, balbuceaba algunas palabras inaudibles, no se entendía lo que decía, sin embargo quienes iban más cerca de ella, dijeron que repetía, ¿por qué a él, por qué?, ¿qué vamos a hacer ahora?, maldito examen, en tanto se acercaban a la fosa. Algunas persona de la familia, dijeron que el maestro empezó a estar muy triste e intranquilo a partir de la notificación que le hizo el supervisor en su escuela: “de golpe se enteró que fue uno de los sorteados para aplicar el examen para no perder su trabajo, que según decía ordenó este pinche gobierno, él era el sostén de su familia, qué van a hacer sus hijos que están muy chicos…”, asegura quien parece ser su sobrino; una persona entrado en años comenta que: “el profe siempre lo conocimos muy tranquilo, nunca se le veía preocupado, era alegre, pero después del día que le dieron la noticia fue otro, la semana pasada se veía muy desvelado, sabíamos que era por la preocupación, pero no pensábamos que llegará a tanto…”, agregó. También se dice que el miércoles al regresar de Toluca, se acercó a su hoy viuda, ella lo vio pálido, cansado, y le preguntó si estaba bien, no le contestó lo que requería, pero le dijo: “son muchos libros los que nos dejaron leer, son demasiados, no voy a poder leerlos todos, no me va a dar tiempo, ¿qué haré si no paso el examen, si me quedo sin trabajo, qué voy hacer?”; le pidió que se tranquilizará, que seguramente en el curso al que asistía le ayudarían; asegura que fue su último diálogo, porque se retiró a dormir, sueño del que ya no despertaría jamás, por culpa de ese derrame cerebral que asentaron en las actas de defunción. El féretro fue bajado a la fosa, el maestro ya no regresará más a su salón al terminar el receso de clases, muchos comentaron que la reforma educativa, cobraba su primera víctima, que fue la que mató al maestro, quien fue muy querido por sus alumnos, él ya no volverá a impartir clases, todo queda en ese frió sepulcro, nunca más un libro se abrirá por sus manos…, descanse en paz, nuestro más sentido pésame a su familia.

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

quince − trece =

X