Inicio

Luis Zamora Calzada

luiszamora

“LLAMADA INOPORTUNA”

Timbraba el teléfono, una, dos, tres veces; la maestra veía incrédula el número, era el supervisor de la zona escolar donde laboraba, ¿qué podría ser?, no lo sabía, una vez más sonó el aparato, entre sorprendida e incrédula, contestó esa tarde de casi fin de semana.

 

“Maestro, buenas tardes, ¿cómo está usted?

 

Hola maestra, ¿qué haciendo?

 

Revisando tareas maestro, ya ve usted, si no se hacen luego castigan a los profes.

 

Es cierto maestra, que le vamos hacer, mire usted, le marco para hacerle una atenta invitación.

 

Si maestro, diga usted.

 

Le invitó a que se evalué”.

 

La maestra no comprendió a ciencia cierta lo que comentaba el supervisor, era el jueves cinco de noviembre, el plazo para subir evidencias era hasta el sábado siete del mismo mes, a dos días para vencer el término, recibía la atenta invitación.

 

“Maestro, ¿es una broma, verdad?

 

No maestra, es una invitación para evaluarse de manera voluntaria.

 

Pero maestro, estamos a dos días de que se cierre el plazo para subir evidencias.

 

No necesita usted subir ninguna evidencia.

 

Maestro, si la evaluación consta de cuatro fases, las evidencias son un requisito obligatorio, además el director tendría que evaluar antes.

 

Sí, pero como es voluntario, no tendría que cubrir ese requisito, además usted es de las maestras más destacadas de la zona, no tendrá ningún problema para el examen, además sería considerada por la subdirección regional para otras oportunidades laborales, ya sabe cómo es esto.

 

Maestro muchas gracias, prefiero esperar mi turno hasta febrero.

 

Oiga maestra, es una oportunidad que se le está dando.

 

De verdad le agradezco mucho, pero no tengo nada preparado para evaluarme ahora.

 

Mire maestra, usted piénsele de aquí a mañana, le conviene examinarse de una vez.

De verdad no puedo, si hubiera sido antes, con anticipación, claro que presentaba la evaluación, pero no en las condiciones en que plantea”.

 

Así presionaba la instancia, según se supo, fue a varios docentes que se dirigió en el mismo tenor, lo cierto es que nadie aceptó la invitación, aceptar una evaluación en esos términos colocaba a la maestra en desventaja, era una improvisación incomprensible, más para perjudicar y no para distinguir, así andaban las cosas, entre muchas anomalías que está ocurriendo en varias zonas escolares del subsistema educativo estatal.

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

2 × cinco =

X