Inicio

Luis Zamora Calzada

luiszamoraLA ESCUELA SIN ENLACE

 

­El anuncio del Secretario de Educación Pública federal, respecto a la suspensión de la aplicación de la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares, mejor conocida como “prueba Enlace”, acaba con una cadena de prácticas que tenían “secuestrada” a la escuela.

 

Los acreedores de los estímulos económicos que se otorgaban por los “buenos resultados” obtenidos de la aplicación, con montos que se repartían entre todo el personal de la escuela, lo resentirán; para las instituciones con sus profesores que les fue mal en los puntajes y que fueron etiquetados como “focalizados”, con todas las repercusiones del propio señalamiento, significará un verdadero respiro de la asfixia administrativa y burocrática a que fueron sometidos por ese hecho.

 

En el fondo la escuela dejará de “entrenar” a los alumnos para resolver esta prueba, en los ocho años que duró su aplicación, se ubicó en el centro y fue eje de las mismas, repercutiendo en la educación que se impartía, la pretensión de los administradores educativos fue mejorar sus resultados, aceptando incluso que con “ensayos” se alcanzaría ese objetivo, lo que nunca se logró, ubicando a nuestra entidad siempre por debajo de la media nacional.

 

Diferentes editoriales hicieron sus negocios con esta evaluación, como ejemplo,  “Entrenamiento para Enlace”, adquirido por un sin número de maestros de las escuelas secundarias del Estado; utilizado en dos momentos del ciclo escolar, tomaba como referente los contenidos del nivel, reproduciendo el formato de cuarenta preguntas, con cuatros opciones para elegir, una hoja de respuestas para el llenado de los alvéolos; la intención era familiarizar a los estudiantes con la prueba, “nuestros alumnos no terminan de aprender a seleccionar la respuesta correcta y señalarlo en el círculo correspondiente”, comentan algunos docentes.

 

Durante su aplicación, la prueba Enlace le cambió la lógica a la escuela, redujo su función a un entrenamiento, se olvidó del desarrollo integral y del pensamiento del alumno, momentáneamente con esta suspensión, queda a la deriva pedagógica, solo la creatividad docente la puede salvar.

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

2 + diecisiete =

X