Inicio

Luis Zamora Calzada

luiszamora

CRÓNICA DE UN ABUSO

El titular de la Dirección General de Educación Básica en una actuación contrario a derecho, se extralimitó en sus facultades, causando agravios a una profesora de más de veinticinco años en el servicio educativo, al pretender despedirla sin causa legal alguna.

 

Asegura que el cinco de agosto del año en curso, en una sala de la dirección general citada, el funcionario educativo, titular de la misma, recibió a la maestra afectada,  señalando en su relato lo siguiente:

 

“Me dijo: siéntese por favor maestra, no tenía el gusto de conocerla personalmente, pero si la conozco por todas las cosas negativas que me han platicado de usted, no concibo tantas cosas en una dama.

 

Me molestó mucho su cometario, pero no perdí mi tranquilidad, le conste, profesor, si usted tiene ese concepto de mi persona, le aseguro que le han mal informado, yo no voy a decir nada al respecto, pero sí le puedo demostrar con documentos la verdad, además le he buscado desde hace meses y nunca me dio la oportunidad de ser escuchada.

 

Me interrumpió y dijo, maestra, en concreto, necesito su cambio. Le comento que el profesor que fungía como su supervisor, fue mi asesor, mi jefe, con una trayectoria intachable, con mucha experiencia, hasta lo considero mi amigo, pero a raíz de los problemas, le di una oportunidad, no entendió; le di dos oportunidades, no entendió; lo saque ya del servicio, así es que quiero limpiar esa zona.

 

Así es que me imagino que como usted vive en Metepec desea su cambio en Metepec. Le conteste, que valoraría esa posibilidad.

 

Entonces se puso de pie y me dijo, deme dos o tres días para buscar un lugar, mientras preséntese mañana con la subdirectora regional y le dice que estará ahí hasta que yo la llame.

 

El seis de agosto de dos mil catorce, me presente con la subdirectora regional, le comente la instrucción recibida, me contestó tajantemente: retírese, aquí no puede estar, regrese en unos días, mientras  intégrese a su zona escolar.

 

Me retire y sin salir de mi asombro al escucharla y sentirme humillada, acatando la indicación me incorpore a los consejos técnicos escolares; el quince de agosto en mi oficina, la encargada del despacho, me pregunto qué que hacia ahí, pues ella no tenía indicación alguna de la subdirectora regional, le contesté que me habían dado esa indicación y que además ese es mi lugar de adscripción, por el nombramiento que tengo.

 

El dieciocho del mismo mes me impidieron el acceso al trabajo, la asesora metodológica, encargada de la supervisión, había llegado antes; no abrió la puerta, le toque en repetidas ocasiones, sin que hiciera caso, limitándose a contestar desde adentro que yo no tenía nada que hacer ahí, que eran instrucciones superiores no dejarme entrar, insistí en repetidas ocasiones, teniendo la misma negativa, por lo que me vi obligada a retirarme del lugar.” Usted amable lector qué opina.

 

gobbecas

 

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

cinco × cuatro =

X