Inicio

Articulo.- Trapicheos y cambios que dejan todo como estaba

Los trapicheos en la política no son prácticas de antaño, se encuentran más vivos que nunca, hoy los cambios en el gabinete del gobernador Eruviel Ávila Villegas, son una extraña coincidencia ante la visita del presidente de la república a tierras mexiquenses, que a su vez dejan, un claro mensaje para el titular del ejecutivo estatal, al rodearse de personajes que lo ratifican de manera simbólica en su cargo, espantando a cualquier fantasma llámese, Luis Miranda o Ernesto Nemer, que tendrán que esperar los seis años completos, para competir por el puesto de Ávila hasta el 2017.

Igualmente no es casualidad que sean Isidro Pastor Medrano y Raúl Domínguez Rex, los nuevos secretarios que rindieron protesta esta semana, como los titulares de la Secretaría de Transporte y de Desarrollo Metropolitano, respectivamente. Los cuales pasan a formar parte de la colección privada, de ex presidentes del PRI del gobernador, en donde las prelaciones, son las elecciones del próximo año.

Estos dos personaje llegan a sus cargos con una seria crítica social y política, pues Pastor Medrano, otrora secretario de Desarrollo Metropolitano del gobierno estatal, con poco más de un año en el puesto (febrero 2013-junio 2014), carece de experiencia en el tema del transporte, y parece una forma improvisada y de pago de favores políticos su designación. El nuevo secretario deberá de modernizar, el servicio de transporte público en el estado, que se caracteriza por ser malo, peligroso, rehén de mafias y movimiento sociales, así como viejo y desfasado en tecnología y planeación.

No se debe pasar por alto que este tema puede mermar la votación del Revolucionario Institucional en los próximos comicios del 2015, si la oposición lo sabe connotar y denotar en su discurso,  pues la problemática del transporte público,  se ha visto como un argumento político, de negociación con los concesionarios, y no como un servicio de urgencia social, que dentro del territorio mexiquense deja mucho que desear, viendo a los usuarios como meros portadores del voto, y no como ciudadanos convergentes.

Quien deja su puesto para Isidro Pastor, es Ismael Ordóñez Mancilla, que hereda al estado un problema grave, al no homologar leyes y procesos para taxistas y transportistas, entregando tarjetones al mejor postor, y permitiendo el uso de cromática distinta, a la que había dado la orden la misma secretaria, teniendo hoy como premio, ser el nuevo Secretario Técnico del Consejo Editorial del Estado de México, que hasta hace poco ocupó el ex rector de la máxima casa de estudios mexiquense, Agustín Gasca Pliego, ¿Qué no estos cargos, son para los que tienen una larga carrera, dentro de la Universidad Autónoma del Estado de México, así como numerosos meritos académicos y culturales?

Por su parte Domínguez Rex,  ex presidente del PRI estatal (quien por cierto juraba no dejar su cargo, para irse a ningún otro puesto) ocupa el lugar que dejó Pastor Medrano, en Desarrollo Metropolitano, un mero cambio de sillón que deja todo como estaba, pues la zona del Valle de México, continua con problemas en los servicios básicos para sus habitantes, ¿se espera un cambio radical con su llegada? Por lo menos ya tiene la bendición del gobernador, pues en su toma de protesta le agradeció la invitación al aceptar el cargo, cuyo único argumento de su designación, fue haber nacido en el conflictivo y mencionado Valle de México, quien es por cierto la zona metropolitana más poblada del país.

Un cambio aquí y otro allá, donde la forma es lo que cambió, dejando al fondo y   la sustancia meramente análogas. Cargos que dejan más dudas que certidumbres, ya que ambos deberán trabajar en conjunto para solucionar el tan citado problema del transporte público (y no se diga ya, de la seguridad y el empleo para el ex titular del PRI estatal), en donde se ve una vez más, a los empresarios de este rubro, como los dueños y amos del servicio, por encima del poder institucional.

 

El trabajo de Domínguez Rex, no se delimitará al Estado de México, sino deberá crear vínculos políticos, con las entidades federativas que rodean al territorio mexiquense, lo que se traduce en mayores problemas sobre todo en los límites con Michoacán, quien actualmente carece de un gobernador, que puso de pretexto el cuidado de su salud, para renunciar, y no las fotos de su hijo compartiendo alimentos con personajes, del crimen organizado.

Compromiso y resultados, fueron las palabras de ambos titulares ante sus nuevas responsabilidades; dos conceptos gastados en su lenguaje, significado y sentido, que resultan meros lugares comunes, dentro de la estructura del discurso político. Esperemos que su desempeño, no sea cercenado por otros cambios y trapicheos, tan propios de nuestra cultura política.

 

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video

catorce − 12 =

X